Menorca – descripción general

Menorca – descripción general

La Isla

Menorca tiene una extensión de 47 km de largo por 19 de ancho. La mayor parte del paisaje es ondulante y con escasa vegetación. La costa norte es muy escarpada, mientras que la costa sur tiende a ser más llana con amplias playas arenosas. Tiene una costa de 216 km con lo que el mar está siempre presente. La isla no tiene montañas como tal, y el punto más elevado es Monte Toro (358 metros de altitud) en cuya cima hay un monasterio y la iglesia de La Virgen del Toro – la patrona de la isla – desde donde se divisa toda la isla.

La agricultura en Menorca es escasa aunque las zonas de cultivo se aran regularmente. Las principales cosechas son el trigo, la cebada y verduras. Tiene una industria láctea de cierta importancia, con producción de lácteos y queso, además de productos de piel.

La orografía de la isla no permite que haya ríos permanentes, y durante gran parte del año los torrentes están secos. Sin embargo, hay una serie de riachuelos subterráneos que alimentan pozos, algunos se remontan a la prehistoria.

 

Fauna y Flora

Aunque no es muy boscosa, un 15% de la isla está cubierta de árboles. Entre las especies vegetales más comunes están el mirto, los juncos, la caña, el higo, las chumberas, la manzanilla y las alcaparras. El árbol predominante es el acebuche.

En la isla hay muy pocos mamíferos, aparte de los conejos salvajes. Se han identificado 15 especies de murciélagos, y hay una gran diversidad de aves, muchas migratorias. También hay una gran variedad de aves rapaces – halcones, cernícalos y, sobre todo, milanos rojos, águilas calzadas y alimoches. Hay también abubillas y abejarucos coloridos, y en las salinas del fondo de la bahía se pueden ver aves zancudas, incluyendo  chorlitejos patinegros. Durante la primavera y a principios del verano también hay muchos jilgueros.

Las aguas cristalinas de Menorca también están llenas de vida, siendo un lugar excelente para la práctica del snorkelling y el buceo.

Temperaturas

La temperatura media diurna puede acercarse a los 21 grados centígrados en mayo y octubre. Los meses más calurosos son julio y agosto, con temperaturas de unos 28 grados centígrados.

Historia

Menorca rebosa de historia. Durante siglos fue un cruce de civilizaciones, en la que estuvieron los griegos, los cartagineses, los romanos, los vándalos, bizantinos, visigodos, árabes, británicos y franceses. En tiempos prehistóricos existía en la isla una cultura primitiva. Menorca también ha llegado a llamarse, y con razón, un museo de la prehistoria al aire libre, por la abundancia de monumentos que se pueden ver.

Núcleos principales

Maó es la capital de la isla. Arquitectónicamente tiene un estilo que combina características locales con influencias británicas, que se puede apreciar en las calles, los edificios con balcones y los edificios que rodean el puerto, con ventanas de guillotina. La parte vieja rodea la iglesia de Santa María. Maó tiene un precioso puerto que se considera el fondeo más seguro del Mediterráneo. La ciudad tiene muchas tiendas y algunos mercados espectaculares. También alberga las destilerías de ginebra, que fueron construidas bajo dominio británico.

Ciutadella es la antigua capital de Menorca y sigue manteniendo gran parte del encanto del pasado. La ciudad es preciosa, con calles estrechas y arcos, y una arquitectura con influencias árabes. La Catedral data de 1370 y es de estilo gótico. Tiene también un pequeño y animado puerto.

Otras actividades

Menorca es especialmente conocida por sus playas y calas, casi 100. Muchas tiene agua cristalina y arena blanca, el sitio ideal para nadar y bucear. También ofrece otras actividades como golf, tenis, kayak, buceo, esquí acuático, hípica e incluso vuelos en avioneta.

Fornells harbour
Es Mercadel, in the centre of the island
Market stalls